Un lunes por la tarde...





Mi ritmo cardíaco ha cambiado, ni rastro del impulso de sus razones.

Voy siendo más mía con todas las consecuencias.

Aun así, en este poder de dominios…
tengo miedo de no volver a sentir sus golpes en el pecho,
sobre todo cuando el vuelo es la magia de ser feliz
acurrucada -un lunes por la tarde- entre tus ingles y tu sonrisa.  







Indra.













7 comentarios:

  1. Mira que son duros los lunes...y tú encuentras la esencia de los mismos

    ResponderEliminar
  2. Pertenecerse tiene tantas consecuencias como pertenecer. Nada nunca es sencillo.

    Dulces besos Indra, y dulce semana.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado tu última frase: "acurrucada -un lunes por la tarde- entre tus ingles y tu sonrisa.

    Un beso enorme, preciosa.

    ResponderEliminar
  4. A veces una necesita acurrucarse en algún lugar.

    Precioso poema. Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
  5. Los lunes pesan pero....esa sonrisa al final de la tarde...


    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Me gustan los dias llenos de vida Gracias por compartir lo bello

    ResponderEliminar
  7. ¿Lunes?

    Cualquier día es bueno para encontrarte entre tus palabras.

    Beso.

    ResponderEliminar