La luz...




Woolf, Sexton, Plath, Pizarnik, Storni…
llevo días pensando en ellas,
en el desbarajuste interior
que les secaba los labios.

En el destino elegido
para dejar de ser saco de huesos,
licuando en la eternidad sus secretos,
sus deseos más íntimos,
…sus miedos,
en un instante sin esperanza...
arrojado a la memoria
de los que quedan
en el más silencioso
y doloroso escepticismo.

Posiblemente no llevarían rosas en las manos,
aunque dejasen campos repletos
de palabras con ese aroma y…
el de todas las especias.

Me pregunto si alguien las beso
ese día en los labios...
y si aún doliéndoles tanto el paso por la vida
al final, en el segundo último de la luz, 
descubrieron la moraleja que para ellas... tenía guardada. 





Indra. 

6 comentarios:

  1. Vaya vidas que has elegido. Grandes poetas pero que a la vez tuvieron una vida demasiado tormentosas. Demasiado. Y no se si en realidad descubrieon alguna moraleja de esta vida mas que el tortuoso dolor. Puedes escribir desde la luz mirando las sombras, sin que ellas ( como a muchas poetas que nombraste) te trague por completo. Me gusta el titulode tu blog. Me gusta tu manera de escribir. Un placer leerte Indra

    ResponderEliminar
  2. Ese lado oscuro lleva consigo una vida tormentosa, todas elijieron su muerte...

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  3. Ellas y tantos otros más, que transitaron los caminos más tormentosos de los sentimientos y aún así de ellos crearon arte. Es un poco la esencia de los artistas, el ser algo malditos, yo creo que son elecciones de vida, porque todos podemos encontrar luz si queremos.

    Besos dulces y dulce fin de semana para ti.

    ResponderEliminar
  4. Me alegra volver a leerte Indra los lados oscuros a veces nos hacen
    sacar la fortaleza, destinos elegidos en un camino donde quizas la luz se encuentre al final

    Besos dulces y feliz dia

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo con la generalidad de los comentarios, en general el artista saca su lado más tormentoso, y los hay que en realidad viven en una sempiterna tormenta emocional (en ocasiones con regodeo). Creo en la luz, y que además es posible y necesario buscarla y alejarse de la "oscuridad", porque se corre el riesgo de hacer de ella un hábitat, incluso usarla como muletilla por nuestros miedos (muchas veces el génesis de las angustias). Creo que algunos de esos " malditos" llegaron a acomodarse en ese "medio" y flotaron en él hasta el final (trágico generalmente).

    ResponderEliminar
  6. Me quedo con tu imagen saliendo del túnel y encontrando esa luz sin rostro que es tan tuya.

    Me quedo con el siguiente paso que das sobre una hoja en blanco.

    Beso.

    ResponderEliminar