Cosas de la vida... o los años...









Me hipersensibilizo
 
-hasta el punto de la compasión-

con los pies que desnudos

-sobre un diente de león-

se alzan por un último brindis.





Indra.