..






Todo lo atravesé para lanzarme al vacío,
dejé huellas en la nieve
me quemé con su frío
sollocé ante las piedras
tapé mis ojos con signos,
amé tanto lo imposible que aullé
-sin luna llena-
condenando mis propios oídos
no supe parar porque iba ciega
entregándome al viento y su camino
pero no se extendieron mis alas
-sabes... pajarillo... no se abrieron y...-
y llegó la meta:
El fondo oscuro del abismo...




Indra.

4 comentarios:

  1. Es... tan desgarradoramente hermoso...
    Besos, mi pajarillo... tú si tienes alas.

    ResponderEliminar
  2. Saber hacer buen uso de las palabras para transmitir y crear, aún en su contexto de tristeza, algo grato de leer.

    Un dulce beso para ti.

    ResponderEliminar
  3. Hoy está todo el mundo "alado" ;)

    Besos y gracias por compartir...

    ResponderEliminar